LogoLogo

Luchando por la libertad de competir

El boxeador Muhammad Ali hizo historia en septiembre, después de convertirse en el primer boxeador británico con diabetes tipo 1 en combatir profesionalmente.


0
Compártelo

Muhammad Ali

El boxeador Muhammad Ali hizo historia el sábado 15 de septiembre de 2018, después de convertirse en el primer boxeador británico con diabetes tipo 1 en combatir profesionalmente y vencer a su oponente, Andrej Cepur, con una puntuación de 40-36 después de cuatro asaltos en la Victoria Warehouse de Manchester (Reino Unido). Ha sido un gran comienzo para el boxeador, ya que ha pasado casi tres años haciendo campaña con el fin de demostrar a la Junta Británica de Control de Boxeo (BBBC, en sus siglas en inglés) que su diabetes no le afectaría en el ring. Ali quiso convertirse en boxeador profesional por primera vez en 2015, pero las reglas de la BBBC en aquel momento no permitían que los boxeadores con diabetes tipo 1 pudiesen obtener una licencia.  

He vivido con diabetes durante 20 años y creo que, debido a esto, no puedo decir que haya nada que me resulte realmente difícil.

Ali, de 25 años, ha conseguido obtener su licencia finalmente durante una reunión con la Junta el 9 de mayo de 2018, gracias a su equipo, formado por su entrenador, Alex Matvienko, su endocrinólogo, Dr. Ian Gallen y su apoderado, Asad Shamim. Juntos proporcionaron documentación clave para demostrar que la diabetes de Ali no afectaría a su capacidad de boxeo.

A principios de este mes, Diabetes Voice tuvo la oportunidad de hablar con Ali sobre la vida con diabetes tipo 1, el boxeo y su lucha por competir en el deporte que ama.

¿Cuándo te diagnosticaron diabetes? ¿Puedes hablar sobre lo que sucedió, dónde te diagnosticaron y si pasaste tiempo en el hospital?

Me diagnosticaron diabetes tipo 1 a los cinco años en el Reino Unido. Me sentía débil y deshidratado, iba constantemente al baño a orinar debido a que mis niveles de azúcar estaban altos. Un día sufrí una hipoglucemia y la ambulancia llamó por teléfono a mis padres, que tuvo como resultado mi traslado al hospital, en donde me dijeron que me habían diagnosticado diabetes. Los médicos me mantuvieron en el hospital durante una semana más o menos y realizaron controles regulares. Los facultativos educaron a mis padres sobre la diabetes y cómo controlar mis niveles de azúcar, como por ejemplo qué alimentos sería mejor consumir.

¿Qué tipo de herramientas usas para controlar la diabetes tipo 1?

Actualmente, estoy usando un monitor continuo de glucosa (MCG) para controlar mis niveles glucémicos. Esto ha hecho que me sea extremadamente fácil tomar el control y gestionar mi diabetes cuando estoy en el ring. Lo uso 24/7.

¿De qué tipo de alimentos dependes para tu entrenamiento y tu diabetes?

Consumo comida casera que me preparo yo mismo. Por ejemplo, peso mis raciones de carbohidratos, proteínas y grasas, para así saber exactamente cuánta insulina necesito inyectarme (jeringuilla). Un ejemplo de una cena típica sería 200 g de pechuga de pollo, 75 g de arroz, 50 g de brócoli y 1 litro de agua.

¿Cuándo empezaste a boxear? ¿Por qué?

Empecé a boxear a la edad de 12 años. He practicado deporte desde los cinco años. Por ejemplo, he participado en clubes regionales de karate, fútbol, cricket y rugby. ¡En estos deportes cuando éramos derrotados yo podía culpar a otros miembros del equipo por perder! Sin embargo, en el boxeo no puedo culpar a nadie por una derrota excepto a mí mismo. Siempre he sido competitivo en todas las actividades deportivas. El boxeo ha sido mi deporte favorito. Siento una gran pasión por el boxeo y he encontrado mi sitio. ¡También odio ser derrotado! El boxeo me da una sensación de control individual.

Cuando estás entrenando, ¿qué es lo más difícil de vivir con diabetes tipo 1 y hacer ejercicio en el gimnasio/ring?

He vivido con diabetes durante 20 años y creo que, debido a esto, no puedo decir que haya nada que me resulte realmente difícil. A veces, mis niveles glucémicos aumentan y los reviso con bastante frecuencia gracias a mi CGM. Cuando es necesario, tomo una dosis de corrección para equilibrar mis niveles glucémicos. Sé cómo y cuándo controlar mi diabetes, lo que me permite llevar una vida sana.

Cuando te dijeron que no podías obtener una licencia para ser boxeador, ¿qué pensaste y cómo te sentiste? ¿Qué te hizo querer luchar contra la decisión?

Me rompió el corazón por completo cuando me dijeron en 2015 que no podía obtener una licencia de boxeo profesional debido a mi diabetes tipo 1. ¡Me sentí discriminado y alienado!

Las razones que me llevaron a luchar contra esta decisión fueron, en primer lugar, que soy un diabético saludable, lo que me permite alcanzar mis sueños. En segundo lugar, que soy un buen boxeador. Y, en tercer y último lugar, la razón más importante: la Junta Británica de Control de Boxeo estaba contraviniendo la legislación sobre igualdad.

¿Cuáles eran las preocupaciones específicas de la BBBC?

La Junta rechazó mi licencia anteriormente porque no daban licencias para diabéticos tipo 1 o tipo 2. Les preocupaba mi salud y que no pudiese medir mi glucemia durante un combate de boxeo. El Dr. Ian Gallen, que ha trabajado con el campeón olímpico Steve Redgrave (que también vive con diabetes tipo 1), se unió a nuestro equipo y fue de gran ayuda. Nos dio el MCG y el monitor demostró que mis niveles glucémicos son estables durante un combate. Tuve que demostrar que soy un diabético saludable mediante pruebas de mi especialista médico. También tuve que pasar mi examen médico anual de boxeo, que consiste en un escáner cerebral y un examen corporal completo.

Una parte del problema respecto a estas «reglas» es que los reglamentos se establecieron en los primeros años, de forma que la Junta Británica no estaba a la altura de la legislación sobre igualdad que da las mismas oportunidades a todos los que quieran competir en deportes como el boxeo. Fui la primera persona en luchar contra este reglamento. Una vez que fueron desafiados con un equipo legal de forma persistente, no tuvieron más remedio que volver a revisar sus reglamentos y realizar el cambio.

¿Por qué no solicitar una licencia de boxeo en un país como los Estados Unidos, donde no existen reglas contra las personas con diabetes?

Para mí, era importante representar a Gran Bretaña. He nacido y crecido en Gran Bretaña. Tengo un título británico y pago mis impuestos en Gran Bretaña. Debería poder representar a mi país.

¿Ha habido otras formas de discriminación en tu vida con diabetes tipo 1?

Ninguna en absoluto.

Ahora que has ganado la lucha por tu licencia, ¿cuáles son tus próximos pasos en términos de boxeo profesional?

Espero estar luchando por los títulos mundiales en un futuro muy cercano. Mi aspiración es convertirme en Campeón del Mundo y seguir los pasos del mejor boxeador de todos los tiempos, Muhammad Ali.

¿Qué le dirías a una persona a la que le han dicho que no podía hacer algo porque vive con diabetes tipo 1?

¡Le diría que nunca se de por vencida! La diabetes es una afección, no una enfermedad, y se puede tratar bien. La gente necesita educarse sobre la diabetes y aprender a llevar una vida sana. A veces solo podemos culparnos a nosotros mismos por no lograr todo nuestro potencial. Rodearse de gente positiva realmente marca la diferencia. ¡Crea y logra! No te rindas ante tus sueños.

Gracias por compartir tu historia, Ali. ¡Mis mejores deseos para que tengas éxito!

Ali regresará el 17 de noviembre a la Victoria Warehouse para su próxima pelea.

 

Elizabeth Snouffer es Editor de Diabetes Voice


¿Tiene algo que decir?
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.
Ningún comentario
You must sign in to post a comment.