LogoLogo

¿Dónde encaja un psicólogo en el cuidado de la diabetes?

En el control diabético, participan muchos factores que van más allá de la propia diabetes y la única preocupación no se limita al conocimiento de que dicha afección está presente.


2
Compártelo

Two women speaking

¿Dónde encaja un psicólogo en la ecuación del profesional sanitario de la diabetes?

Para mí, debe formar parte de cualquier equipo multidisciplinar.

No estoy seguro de que el día que me diagnosticaron hubiera sido el momento adecuado para tener una cita con un psicólogo (aunque, para ser sinceros, no habría sido menos útil que el dietista y sus moldes de alimentos de goma). Desde luego, desearía haber sabido que tener a alguien con quien hablar sobre mi salud mental cuando lo necesitara era algo sensato. También hubiera sido útil aprender cómo concertar una cita. Me hablaron de los optometristas, oftalmólogos y podólogos que formarían parte de mi futuro equipo, pero a nadie se le ocurrió mencionar a un profesional de la salud mental.

No debería haber tardado casi cuatro años, cuatro años muy difíciles en muchos sentidos.

Tengo una endocrinóloga que hace las preguntas correctas. No llena esos silencios cuando estoy buscando las palabras correctas. Es alentadora y solidaria, nunca me juzga y entiende que la angustia relacionada con la diabetes puede ser paralizante. También supo comprender que ella no era la persona que yo necesitaba para superar ese momento. Me encanta que haya sido consciente de ello.

También supo que no importaba cuántos objetivos SMART estableciéramos juntos (incluso cuando yo decía que sería capaz de cumplirlos, porque eran alcanzables y no completamente irrealistas); hasta que no hiciese un trabajo con un profesional de la salud mental, no habría manera de que yo cumpliera con esos objetivos.

Una de las primeras cosas que hizo cuando comencé a visitarla, hace 17,5 años, fue remitirme a un psicólogo. La culpa que sentía por la imperfección de los resultados, o la ausencia de los mismos porque apenas los estaba revisando, me sumía en un desorden complejo y complicado. Necesitaba un profesional de salud mental cuya experiencia me ayudara y guiara, enseñándome cómo organizar todo esto.

A lo largo de los años, visitar a un psicólogo me ha ayudado enormemente a controlar mi diabetes. En esos momentos en los que me ha aterrorizado hasta el punto de la parálisis y la inactividad, los momentos en los que he querido culpar a la diabetes por otras cosas que estaban sucediendo (porque está ahí, y por lo general no me gusta, ¡así que es conveniente echarle la culpa!), los momentos de incertidumbre acerca de la diabetes y el miedo a lo que se avecina o los momentos en que la vida en general me ha parecido demasiado grande y aterradora…. En esos momentos me ha venido muy bien tener un profesional de la salud mental trabajando conmigo. De hecho, sin ese apoyo, dudo que yo hubiera podido ver la diabetes como lo hago ahora.

En el control diabético, participan muchos factores que van más allá de la propia diabetes y la única preocupación no se limita al conocimiento de que dicha afección está presente. Es muy valioso tener especialistas en diabetes que entiendan la angustia que se genera. Pero creo sinceramente que, para entenderla nosotros mismos, poder identificar las señales de advertencia y desarrollar estrategias sostenibles para enfrentarla en cualquier momento en que se produzca, se necesita la experiencia de un psicólogo.

Fragmento del blog de Renza Scibilia, Diabetogenic.

 

Renza Scibilia ha vivido con diabetes tipo 1 desde abril de 1998. Es una conocida defensora y activista de los pacientes con diabetes, que promueve el enfoque sanitario centrado en la persona y el desarrollo de información, servicios y tecnologías para la diabetes.


¿Tiene algo que decir?
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.
Ningún comentario