LogoLogo

Mark Andrews hace del fútbol americano y la diabetes una combinación ganadora

Cómo el monitoreo continuo de la glucosa ha facilitado la práctica de deportes profesionales.


135
Compártelo

Mark Andrews

Mark Andrews, de 23 años, es un ala cerrada de fútbol americano de los Baltimore Ravens de la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League, NFL). Mark ha tenido una temporada sólida, si no excelente, según los últimos informes de noticias y deportes de los EEUU. De hecho, se le considera como de primera categoría. ¿Cómo lo hace? Diagnosticado con diabetes tipo 1 (DT1) cuando era niño, siempre estuvo motivado para lograr su sueño y jugar al fútbol americano profesionalmente. Tuvimos la oportunidad de hablar con Mark sobre su vida con DT1, su familia y cómo la tecnología lo ha hecho posible.

En primer lugar, ¡felicidades por todos tus éxitos en la NFL!Vamos directamente al grano: ¿quieres ser conocido como un gran jugador de la NFL o un gran jugador de la NFL con diabetes tipo 1?     

Quiero ser conocido como un gran jugador de la NFL , punto, pero también quiero ser conocido como un gran jugador de la NFL con diabetes tipo 1, y creo que tiene que ver con mi sueño de toda la vida de jugar en la Liga.

¿Cuándo te diagnosticaron diabetes tipo 1? ¿Cómo cambió las cosas?

Cuando desarrollé DT1, tenía 9 años y presentaba síntomas. Por ejemplo, cuando practicaba deportes, ni siquiera podía pasar todo un partido sin tener que ir al baño. Por suerte, mi padre es médico y vio algunas señales. Poco después de hacerme las pruebas, descubrí que había desarrollado la enfermedad. Desde entonces, todo lo que he hecho en mi vida se ha centrado en los deportes y la diabetes. He trabajado muy duro para controlar ambas cosas y son increíblemente importantes para mí. Mi salud es lo principal, los deportes, la familia y Dios. Esas son las prioridades de mi vida.

¿Qué significa para ti el tema del Día Mundial de la Diabetes , “Familia y diabetes?

Lo veo de dos formas. Para mí, por tener una familia tan unida, con mis hermanos, mi mamá, mi papá y el hecho de que él sea médico, me he apoyado mucho en ellos para todo lo que hago con mi diabetes, por lo que han podido enseñarme a una edad temprana qué hacer y qué no hacer.Creo que mi diabetes ha unido a mi familia; aunque ya estábamos muy unidos para empezar, la diabetes añadió otra dimensión.

Dos, también puedo hablar de otra familia de la diabetes: la formada por todas las personas relacionadas con la afección. En noviembre trabajé para el Mes Nacional de Concienciación sobre Diabetes para sensibilizar a través de una campaña en las redes sociales. Cada vez que una persona se hace una selfie con una X en el dedo para representar dónde iría una lanceta y con el hashtag #nomorefingerpricks, Dexcom (una empresa que desarrolla, fabrica y distribuye Monitores Continuos de Glucosa [MCG] para el control diabético) donó un dólar estadounidense a la organización sin fines de lucro Beyond Type 1.Ver todas las imágenes que publican personas y familias significa mucho. Es genial cómo la comunidad diabética, mi otra familia, se apoya entre sí y a la lucha contra diabetes tipo 1. Por supuesto, ¡es increíble no tener que pincharme los dedos para medirme!

Cuando eras un niño que amaba los deportes, después de que te diagnosticaran, ¿defendieron tu equipo médico y tus padres que practicaras deportes?

Bueno, superar las barreras es algo que me ha impulsado toda mi vida. Y, además, creo que todos los que han llegado a lo más alto de su profesión, especialmente en el deporte, han trabajado muy duro. En mi caso, a una edad temprana, con mis padres y los médicos diciendo que no debía hacer esto o aquello debido a mi diabetes, que tenía que tener cuidado, mi objetivo durante toda mi vida ha sido demostrarle a la gente y ayudar a las familias a entender que la diabetes no define quién eres ni limita lo que haces con tu vida. Tienes que seguir tus sueños. He trabajado muy duro, y ahora espero poder ser una inspiración para las personas con diabetes.

¿Puedes hablar un poco sobre tu viaje con la tecnología para el control diabético?

Dos años después de que me diagnosticaran DT1, obtuve mi primera bomba de insulina. Tuve que esperar porque el equipo médico no quería que dependiera de la tecnología al principio, querían que aprendiera a administrarme todas las inyecciones y a realizar mediciones. Esa primera bomba fue increíblemente importante para mí, hoy uso una bastante parecida. Luego tuve un MCG, el cual en su momento no me gustó demasiado y fui un poco escéptico. No fue hasta la universidad cuando obtuve un Dexcom, y me encantó cómo me ayudaba. Podía compartir los resultados de mi MCG con mi familia, a pesar de que estaban al otro lado de los EEUU. Fue un gran alivio para mí y para ellos. Tener mis resultados todo el tiempo de forma precisa ha cambiado mi salud, ha mejorado mi forma de vida y, en última instancia, me ha ayudado a jugar al fútbol a un nivel superior.

¿Qué tal en el campo?

Sí, uso el MCG cuando estoy en el campo. Hay ocasiones en las que está prohibido usar un teléfono; ya sabes, durante un partido. Pero como tengo el transmisor del dispositivo, puedo usarlo. Lo uso durante los juegos y no he tenido ningún problema con él.

Tener mis resultados todo el tiempo de forma precisa última instancia, me ha ayudado a jugar al fútbol a un nivel superior.

¿Qué hace el MCG por ti en un partido?¿Te reduce la preocupación?

Hay tantas preguntas en el día de un partido, como ¿qué he comido?, ¿cómo me siento? Dejo de utilizar mi bomba de insulina hasta durante ocho horas al día, por lo que el MCG me permite ver las tendencias (glucémicas). ¿Estoy subiendo, estoy bajando? Al pasar tanto tiempo sin la bomba, me tranquiliza. Si sé cuáles son mis resultados, puedo salir al campo, relajarme y jugar.

¿No llevas una bomba de insulina en el campo?

No, me la quito y solo utilizo insulina de acción prolongada en los días de partido.

¿Tenías un jugador favorito de la NFL de pequeño?

Habiendo tenido diabetes de niño, bueno, siempre admiré a Jay Cutler. Me acuerdo de verle jugar cuando era niño y que, al verle en la línea de banda, me preguntaba si sus niveles glucémicos estarían bajos o cómo le iban las cosas. Me atraía porque tenemos en común la diabetes tipo 1.

Antes de que te reclutaran para la NFL, ¿surgió la diabetes tipo 1 cuando se hablaba de ti?

Todos los equipos hicieron las diligencias pertinentes para garantizar que mi salud estaba bajo control. La diabetes tipo 1 era algo a lo que iban a prestar atención. Cuando estuve en la reunión con mis médicos y todas esas cosas buenas, ése era definitivamente un tema de conversación. Pero tengo la suerte de poder mostrarles que «lo tengo bajo control». Mi Hba1c es del 6,2%. Después de eso, entendieron que no había nada de qué preocuparse. Tengo mucho apoyo para mi diabetes.

En los días de partido de los Ravens y durante los entrenamientos, ¿qué tipo de precauciones tomáis tú y tus entrenadores?¿Saben tus compañeros que tienes diabetes?

Mis compañeros de equipo básicamente son conscientes y los entrenadores definitivamente lo saben. Los entrenadores son increíblemente diligentes en lo que respecta a comprobar que estés bien. Toda la organización ha sido muy acogedora y amable conmigo en ese sentido. He entablado una buena amistad con un compañero de equipo, Orlando Brown, Jr., que sigue mis datos en Dexcom. Es genial, tener a gente que se preocupe de ti y sentirse seguro por lo que respecta a mis resultados: la tecnología ha cambiado mi vida.

He leído que comes sándwiches de mantequilla de cacahuete y mermelada antes de cada partido, ¿es cierto?

¡Totalmente! Puede sonar como algo raro, pero he estado buscando un carbohidrato complejo en el que pueda confiar y eso, sencillamente, funciona.

¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que viven con diabetes?

Los niños y las familias que están lidiando con esta enfermedad necesitan saber lo importante que es vivir cada día al máximo y hacer todo lo posible para estar sano. La diabetes no define quién eres, ¡no dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo! Siempre sigue tus sueños, no importa cuáles sean. ¡Puedes alcanzarlos!

¡Gracias, Mark Andrews!¡Los mejores deseos para una exitosa temporada con los Ravens!

 

Elizabeth Snouffer es redactora de Diabetes Voice


¿Tiene algo que decir?
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.
Ningún comentario
You must sign in to post a comment.