LogoLogo

Preparación para la gripe estacional 2018-2019

Las autoridades de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades están instando a las personas que tengan enfermedades crónicas como la diabetes a que se vacunen antes de que comience la temporada de la gripe.


Compártelo

Woman blowing her nose

«La gripe es una enfermedad potencialmente grave que puede conducir a la hospitalización y a veces incluso a la muerte,» dicen las autoridades de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Están instando a las personas, especialmente a las mayores de 65 años, las que tengan enfermedades crónicas como la diabetes y los niños, a que se vacunen antes de que comience la temporada. El CDC pronostica otra temporada potencialmente peligrosa de gripe en 2018-2019 (hemisferio norte), y ha advertido que podría ser peor que el año pasado, donde se dieron «niveles epidémicos» de gripe o neumonía durante 16 semanas consecutivas. El CDC estima que más de 700.000 personas fueron hospitalizadas por gripe durante 2017-2018, y se calcula que murieron unas 50.000.

La temporada de gripe comienza en abril en el hemisferio sur y, por lo general, dura hasta septiembre. En el hemisferio norte, la temporada de gripe se extiende de octubre a marzo. A menudo, el hemisferio sur avisa de lo que puede venir para el norte, pero no siempre. Los informes de Australia han indicado una temporada de gripe más ligera de lo habitual.

Vacunarse es especialmente importante para las personas que corran un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves a causa de la gripe y de tener que acudir al ambulatorio, a la sala de emergencias o al hospital por causas relacionadas con la gripe. Los adultos y niños con diabetes se consideran una categoría de alto riesgo.

La OMS recomienda la vacunación anual para:

  • mujeres embarazadas en cualquier etapa del embarazo
  • niños de 6 meses a 5 años:
  • personas mayores (mayores de 65 años)
  • personas con afecciones médicas crónicas, incluyendo todos los tipos de diabetes
  • trabajadores sanitarios.

La gripe es una enfermedad infecciosa común y prevenible, asociada a una alta mortalidad y morbilidad en poblaciones vulnerables, incluyendo los jóvenes, las personas mayores y las personas con enfermedades crónicas. En personas con diabetes, la vacunación contra la gripe reduce significativamente las hospitalizaciones relacionadas con la gripe y la diabetes.

Además de la vacunación y el tratamiento antiviral, la OMS recomienda seguir medidas de protección personal como:

  • Lavarse las manos frecuentemente, secándose las manos de forma apropriada
  • Buena higiene respiratoria: cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, usar pañuelos y desecharlos correctamente
  • Autoaislamiento precoz de aquellos que se sientan mal, con fiebre y otros síntomas de gripe
  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca

La OMS estima que la gripe estacional puede provocar entre 290.000 y 650.000 muertes cada año solamente debido a enfermedades respiratorias.

El Sistema Mundial de Vigilancia y Respuesta ante la Gripe (GISRS) de la OMS, un sistema formado por los Centros Nacionales de Gripe y los Centros Colaboradores de la OMS en todo el mundo, vigila continuamente los virus de la gripe que circulan en humanos y actualiza la composición de las vacunas contra la gripe dos veces al año. La OMS proporciona una plataforma global para informes, análisis y presentación de información de vigilancia de la influenza. Varios

 


¿Tiene algo que decir?
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.
Ningún comentario