LogoLogo

La FID anuncia una iniciativa para mejorar la atención diabética en entornos humanitarios

La Federación Internacional de Diabetes (FID) calcula que cuatro millones de personas que viven con diabetes son obligadas a desplazarse como resultado de desastres naturales y provocados por el hombre.


0
Compártelo

Refaat in refugee camp in Lebanon

La Federación Internacional de Diabetes (FID) calcula que cuatro millones de personas que viven con diabetes son obligadas a desplazarse como resultado de desastres naturales y provocados por el hombre. En estas difíciles circunstancias, las personas con diabetes suelen tener dificultades para controlar su afección y corren un mayor riesgo de discapacidad y muerte prematura. A fin de concienciar acerca de los desafíos para la prevención y el control diabéticos en entornos humanitarios, la FID ha lanzado una iniciativa conjunta en la que participan múltiples partes interesadas para fomentar la acción, mejorar los servicios de salud y garantizar el acceso a los medicamentos esenciales para las personas desplazadas con diabetes.

En esta campaña participan representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Santé Diabète. Cuenta con el apoyo de una subvención de la World Diabetes Foundation (Fundación Mundial de Diabetes, WDF).

La FID insta a los gobiernos nacionales, las organizaciones internacionales y donantes, la sociedad civil y el sector privado a:

  • Garantizar el acceso ininterrumpido a la atención y los medicamentos para la diabetes para todas las personas con diabetes obligadas a desplazarse e integrar el cuidado de la diabetes como componente clave de la respuesta humanitaria.
  • Aumentar los fondos para reforzar los sistemas sanitarios en áreas con una gran carga de población desplazada.
  • Llevar a cabo investigaciones para evaluar la carga exacta de la diabetes entre las personas obligadas a desplazarse.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), hay 65 millones de personas desplazadas solamente como resultado de conflictos.1 Los conflictos y los desastres tienen como resultado movimientos de población a gran escala. Su llegada a lugares no preparados ejerce una gran presión sobre los recursos sanitarios y plantea un desafío importante. Los sistemas sanitarios tienen problemas para responder ante las emergencias y brindar atención médica a los recién llegados y a su población existente.

La diabetes no diagnosticada y mal controlada puede conducir a complicaciones agudas y potencialmente mortales tales como ceguera, amputación, insuficiencia renal, eventos cardiovasculares y muerte prematura. En todo el mundo, la FID estima que una de cada dos personas no está diagnosticada. Las personas en entornos humanitarios se enfrentan a un riesgo aún mayor de falta de diagnóstico.

Se han llevado a cabo investigaciones limitadas para evaluar la carga de la diabetes entre las personas desplazadas. En donde se han realizado estudios, éstos sugieren una mayor prevalencia de diabetes que en la población general. Es posible que las personas con diabetes que se ven obligadas a desplazarse no puedan acceder a los medicamentos y suministros que necesitan, y el personal médico de emergencias no siempre está capacitado para tratar esta afección. Esta situación se ve agravada por la interrupción de los alimentos, el agua y los servicios públicos.

“Las personas que viven con diabetes deben poder acceder a los medicamentos y atención esenciales que necesitan para controlar su enfermedad y evitar sus debilitantes complicaciones. Para algunos, esto es una cuestión de vida o muerte. Garantizar el acceso inmediato a los medicamentos esenciales es una prioridad cuando las personas con diabetes se ven obligadas a huir de sus hogares. El suministro de medicamentos esenciales no debe interrumpirse y se debería proporcionar sin coste o a un coste muy bajo para que su precio no bloquee el acceso a las personas que más los necesiten. Con demasiada frecuencia, la atención a las personas con diabetes se pasa por alto en la respuesta a una crisis humanitaria. Pedimos una acción concertada para asegurarnos de que las necesidades médicas de las personas con diabetes no sean desatendidas cuando ocurre un desastre,” dijo el presidente de la FID, el profesor Nam H. Cho.

“La WDF está encantada de apoyar este esfuerzo para mejorar el cuidado de la diabetes en entornos humanitarios. Nuestra visión es aliviar la carga de la diabetes entre las personas que son más vulnerables ante esta enfermedad. La reducción del sufrimiento causado por la diabetes durante una crisis es fundamental para nuestra visión y prioritaria para la WDF, dado el creciente número de personas desplazadas en todo el mundo,” said Jakob Sloth Madsen, Programme Manager, WDF.


¿Tiene algo que decir?
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.
Ningún comentario
You must sign in to post a comment.