LogoLogo
Heather Koga (segunda desde la derecha) con organizadores y participantes de la Master Class en París, Francia.

El título del programa de la clase magistral, «Trabajar con los pacientes y para los pacientes», estaba en progreso. En marzo pasado, Servier me invitó a asistir al programa de diabetes en calidad de miembro de la red de Voces del Cḯrculo Azul de la FID (Blue Circle Voices). La primera iniciativa de la mañana se centró en ayudar a un futuro programa de concienciación sobre diabetes que necesitaba la participación de personas con diabetes tipo 2. En primer lugar, los asistentes, la mayoría de los cuales vivía con diabetes, interactuaron con unos 50 diabetólogos y endocrinólogos de todo el mundo. El objetivo era que todos los participantes compartieran desafíos y experiencias sobre la comunicación médico-paciente. ¿Con qué fin? Mejorar las relaciones entre los profesionales sanitarios y las personas con diabetes. Algunos médicos admitieron que se sienten quemados por las grandes cargas de trabajo, mientras que las personas con diabetes se sienten ignoradas y juzgadas.

Mejorar la comunicación entre el médico y el paciente se ha convertido hoy en día en una prioridad dentro de los sistemas sanitarios modernos principalmente porque mejora los resultados clínicos de la diabetes. Estudios anteriores sugieren que los médicos que obtienen puntuaciones más altas en empatía y compasión en la comunicación con los pacientes, también obtienen puntuaciones más altas en los resultados del tratamiento.

Se pidió a los médicos y las personas con diabetes que expresaran sus preocupaciones con respecto a las barreras que obstaculizan la comunicación y afectan negativamente la relación médico-paciente y, en última instancia, los resultados del tratamiento.

Observaciones
  • La mayoría de las personas con diabetes se centraron en la necesidad de que los médicos les presten total atención, les involucren en las decisiones sobre su tratamiento y compartan información crítica para la autogestión.
  • Las personas con diabetes se quejaron de que los médicos a menudo adopten un enfoque crítico y hagan poco por motivarlas.
  • Los médicos se quejaron de que las personas con diabetes a menudo no prioricen su salud por encima de su trabajo o sus relaciones, carezcan de motivación y, con frecuencia, les resulte difícil seguir instrucciones, como la dieta recomendada, los medicamentos y el estilo de vida.
  • Los médicos informaron de altos niveles de ansiedad y agotamiento en su trabajo, lo que a menudo compromete su capacidad para brindar a sus pacientes el tiempo y la atención adecuados.

Algunos médicos admitieron que se sienten quemados por las grandes cargas de trabajo, mientras que las personas con diabetes se sienten ignoradas y juzgadas.

Posibles soluciones
  • Para mejorar la comunicación con las personas con diabetes, los médicos se comprometieron a escuchar activamente, aformular preguntas abiertas, a preguntar por el punto de vista del paciente, a reconocer los logros alcanzados por las personas con diabetes y formarlas mediante información sobre su afección, entre otros métodos centrados en el paciente.
  • Las personas con diabetes acordaron escribir notas durante las consultas y dar toda la información lo más honestamente posible a los médicos, en todas las interacciones. También se comprometieron a seguir las instrucciones y cumplir con la medicación y la dieta recomendados. Se sugirió que las personas con diabetes deberían poder, si lo deseasen, grabar conversaciones en la consulta con sus médicos para futuras referencia.

Al incorporar la voz de las personas con diabetes y al tomar en cuenta sus experiencias, pensamientos y recomendaciones, el programa resultó singular y tuvo un gran éxito. La convocatoria del programa médico-paciente estableció un importante compromiso por parte de los profesionales. Los médicos participantes se mostraron dispuestos a incorporar las voces de las personas con diabetes que traten durante su práctica en el futuro.

Como persona que vive con diabetes tipo 2 y miembro de la red de las Voces del Cḯrculo Azul, participar en este foro fue una experiencia valiosa, ya que me brindó la oportunidad de exponer mi perspectiva de cómo es vivir con la enfermedad a diario. Las lecciones aprendidas en esta conferencia serán beneficiosas para mí como individuo y también para las comunidades con las que trabajo en la lucha contra la diabetes. Espero que haya más oportunidades en el futuro para que las personas con diabetes sean escuchadas en plataformas tan importantes como ésta.

La clase magistral de diabetes fue organizada por Servier International y se celebró en París (Francia).

 

Heather Koga lleva viviendo con diabetes tipo 2 desde 2013 y es de Zimbabwe.


¿Tiene algo que decir?
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.
Ningún comentario
You must sign in to post a comment.