LogoLogo

Dividir la gravedad de la diabetes tipo 2 en etapas podría salvar millones de vidas

Los autores proponen evitar el término confuso "prediabetes" y utilizar en cambio el término más preciso "diabetes en la primera etapa".


1
Compártelo

Diabetes road sign

La diabetes es la causa mundial predominante de amputaciones no traumáticas, ceguera y enfermedad renal en etapa terminal, pero estas complicaciones microvasculares comienzan antes del diagnóstico clínico real. En la etapa de prediabetes, muchas otras vías se ven afectadas, incluyendo posibles daños macrovasculares, tales como derrames cerebrales y anginas de pecho. Para la mayoría de las personas, la enfermedad y sus complicaciones progresarán si no se tratan adecuadamente mediante dieta, ejercicio y una intervención farmacológica. Tomarse la prediabetes más en serio y llevar a cabo una intervención temprana puede conducir a una mejora de los resultados. Ésta es, precisamente, la razón por la que creemos que la clasificación de la gravedad de la diabetes tipo 2 en etapas podría salvar millones de vidas.

La prediabetes, o alteración de la tolerancia a la glucosa (ATG), es diagnosticada cuando se presenta una glucemia en ayunas de entre 100 (5,6 mmol/l) y 125 mg/dl (6,9 mmol/l), según las pautas de la American Diabetes Association (las pautas de la Federación Internacional de Diabetes (FID) son ligeramente diferentes, usando un rango de 6,1 a 6,9 m/moL). Un punto más alto, 126 mg/dl (7 mmol/l), y uno tiene diabetes tipo 2.

Según el Atlas de Diabetes de la FID, 350 millones de adultos en todo el mundo tienen ATG. Para 2045, el Atlas predice que 587 millones de personas tendrán ATG. Además, la mayoría de las personas con ATG. no sabe que padece esta enfermedad.

Muchos médicos hoy en día no informan a sus pacientes de que tienen prediabetes. Por lo tanto, aquéllos que la padecen saben poco o nada sobre la afección y apenas tienen la educación o los incentivos para hacer algo al respecto.

Nuestro argumento es que parte de la falta de urgencia en relación con la prediabetes proviene del propio nombre de esta afección.

La prediabetes dice que, en el presente, no tienes nada: todavía no tienes diabetes. El nombre te dice que esperes y veas. Sin embargo, este momento es exactamente cuando tomar medidas puede revertir la afección y posiblemente prevenir la diabetes tipo 2.

Proponemos evitar el término confuso «prediabetes» y utilizar en su lugar el término más preciso «diabetes en la primera etapa». También creemos que la creación de un sistema de clasificación por etapas para la diabetes tipo 2 ayudará con la gestión de la enfermedad. Estos dos pasos pueden cambiar la percepción de la gravedad de la enfermedad e incitar una intervención temprana.

La primera vez que escribí sobre esto fue en un artículo en 2013. En ese momento, la conversación dominante era mejorar la concienciación sobre la prediabetes. Sin embargo, creo que el primer paso crítico para incitar comportamientos más saludables es un cambio de nombre. Como escribí, «… reconocer la prediabetes como ‘etapa 1’ de la diabetes hará que millones de personas más tomen medidas para evitar que su diabetes progrese».

El año pasado, un estudiante de medicina, ahora médico, Trent Brookshier, leyó mi artículo y tuvo exactamente la misma idea. Cuando hizo su trabajo de posgrado, realizó una encuesta para comprobar si un cambio de nombre y una plataforma de clasificación por etapas cambiaría las percepciones, actitudes y medidas sobre la diabetes. Descubrió que, efectivamente, las cambiaría.

Muchos médicos hoy en día no informan a sus pacientes de que tienen prediabetes. Por lo tanto, aquéllos que la padecen saben poco o nada sobre la afección y apenas tienen la educación o los incentivos para hacer algo al respecto.

Resultados de la encuesta

El Dr. Brookshier encuestó a 44 adultos, 39% hombres, 61% mujeres, de diferentes etnias en el Western Diabetes Institute y el Patient Care Center de Pomona (California). El 27% había sido diagnosticado previamente con diabetes, el 9% con prediabetes y el 63% nunca había sido diagnosticado con ningún tipo de diabetes.

El 86% de todos los encuestados declararon que estarían dispuestos a tomar medicamentos para la «diabetes en etapa 1». El 66% de las personas con prediabetes, las cuales no toman medicación, dijeron que tomarían medicamentos si se les diagnosticara la etapa 1. En comparación, el 61% declaró que la medicación para la «prediabetes» es innecesaria. La gravedad percibida de la «prediabetes» tuvo una evaluación de 6,36 sobre 10, mientras que para la «diabetes en etapa 1» se evaluó en un 7,43 sobre 10, un aumento del 17%. Como anécdota, muchos médicos dijeron que recomendarían un tratamiento y proporcionarían educación antes.

Aquí está el modelo de clasificación por etapas sugerido para la diabetes tipo 2:

Etapa 1 — la regulación de la glucemia está alterada y la glucemia es más alta de lo normal. Puede haber presentes complicaciones de la diabetes. Hemoglobina A1c (HbA1c) 5,7-6,5%

Etapa 2 — la capacidad de producir y utilizar la insulina se ve más afectada que en la etapa 1. A menudo hay complicaciones presentes, particularmente en los sistemas circulatorio y nervioso. El síndrome metabólico es común. HbA1c 6,5-9,0%

Etapa 3 — complicaciones diabéticas graves que incluyen neuropatía, pérdida de la visión, úlceras en los pies, amputación, ceguera, enfermedad renal y enfermedades cardíacas. Las hospitalizaciones pueden ser frecuentes. HbA1c por encima de 9,0%

Etapa 4 — niveles de glucosa peligrosamente altos que ponen a los pacientes en peligro de insuficiencia orgánica, mayor probabilidad de mortalidad. HbA1c del 12% y/o emergencias diabéticas.

Clínicamente, la progresión de la diabetes hace que una clasificación por etapas sea adecuada. Psicológicamente, esta clasificación de la diabetes parece motivar la adopción temprana de medidas, tanto en los profesionales sanitarios como en los pacientes. Finalmente, se puede reducir la cantidad de personas que pasan a las etapas 2, 3 y 4 de la diabetes, preservar la salud de las personas y disminuir la carga para las familias, las comunidades y las economías mundiales.

 

Riva Greenberg es experta mundial líder en cómo vivir prósperamente con diabetes y lleva con diabetes tipo 1 47 años.

 

Trent Brookshier es médico y cirujano, cursando su formación en la actualidad en San Diego (California), especializado en el rescate de extremidades y atención diabética.


¿Tiene algo que decir?
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.
Ningún comentario